UN MODELO DE INTEGRACIÓN DE LA DIMENSIÓN CORPORAL EN PSICOTERAPIA

Autora: Ana Gimeno-Bayón

Editorial: MILENIO

(2013)

Ref. 07

Esta obra constituye el primer tratado sistemático –al menos en lengua castellana- sobre el conjunto de los modelos o métodos psicocorporales. Aunque preste una atención especial a la integración del cuerpo en la Psicoterapia Integradora Humanista, son nombrados ciento diez modelos o métodos que acuden a la utilización de la vía del cuerpo para solucionar problemas psicológicos.

En la presente obra se presenta una modalidad concreta de las que, en el campo de la Psicología clínica, se pueden utilizar como instrumentos de cambio terapéutico, a partir de la integración consciente de la dimensión corporal a lo largo del proceso. Se enmarcan sus propuestas dentro de un modelo (la Psicoterapia Integradora Humanista) creado por la propia autora, junto con Ramón Rosal, y que lleva años aplicándose en el Instituto Erich Fromm de Psicología Humanista que ambos dirigen en Barcelona, así como también en la práctica psicoterapéutica de los profesionales formados en dicho instituto.

En el escrito (que constituyó la tesis doctoral de la autora, de la que aquí se omite la investigación experimental) se da una visión panorámica de las psicoterapias corporales, se realiza un recorrido por su historia, y se plantea una reflexión crítica sobre las mismas, analizando las ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de abordaje.

Esa reflexión se hace desde el contexto de una realidad social en la que, con demasiada frecuencia, aparecen posiciones que, o rechazan de plano las intervenciones psicoterapéuticas en relación con el ámbito del subsistema corporal, o bien reducen dichas intervenciones a la provocación de un cambio en ese área en exclusiva, confiando en la integración espontánea de aquél en relación con los otros subsistemas que configuran la realidad humana. La intención del trabajo es contribuir a clarificar cómo las diferentes aportaciones realizadas desde distintos enfoques teórico-prácticos pueden –y hasta qué punto- ser armonizadas en una forma integrada –no caótica- y ordenarse, junto con otro tipo de intervenciones, a generar, potenciar y consolidar el cambio terapéutico.

Ref. 07

Referencias específicas